ITALY MUSEUM: Entradas Museos Italia. Visitas guiadas y experiencias
Tour Operador Italiano Oficial

Mapa de Roma

POR QUÉ VISITAR ROMA?

Roma es un museo gigante lleno de historia, Roma es una ciudad a la que se vuelve, y a la vez es una ciudad que nunca nos abandona del todo.
Existen muy pocas ciudades con una historia tan viva como Roma obteniendo por ello el nombre de "città eterna". Fue la capital del Imperio Romano y aún es posible ver su historia a través de sus muchos rincones. Entre la interminables lista de las cosas por visitar están: los restos de la muralla aureliana, el Arco de Constantino, los Museos Capitolinos, las Catacumbas, Plaza Navona y Plaza de España entre muchas otras atracciones.

UN POCO DE HISTORIA DE ROMA

La leyenda cuenta que Roma nace de los hijos de Marte, dos hermanos gemelos, Rómulo y Remo que no se pusieron de acuerdo sobre el lugar donde fundarla así, Rómulo da muerte a su hermano y funda Roma en 753 a.C. La monarquía de Rómulo terminó en 509 a.C. y se fundó una nueva república romana que se extendió hasta abarcar Sicilia, Macedonia, el Asia Menor, África del Norte y España en menos de 40 años controlando el Bajo Mediterráneo. Desde el siglo II a.C. la sociedad romana sufrió varios cambios, pero los campesinos se rebelaron produciendo la caída de la República. Crasus, Pompeo y César formaron el primer triunvirato y al morir Crasus, Pompeo se proclamó rey, César, furioso, regresó a Roma y se proclamó dictador muriendo en el 44 a.C.
Su sobrino Octavio se impuso en alianza con Marco Antonio y Lépido, y se repartieron el mundo romano. Marco Antonio, enamorado de Cleopatra, le dio sus posesiones y el Occidente romano viendo la amenaza combatió contra Marco Antonio. Octavio sustituyó Lépido en el 38 a.C., unificó y pacificó el imperio siendo nombrado "augusto". Desarrollo la literatura latina clásica con Virgilio, Tibulo, Ovidio, Tito-Livio, en esta época se definió el arte romano. La concentración urbana llevó a la construcción de anfiteatros, termas, acueductos, jardines y fuentes. Cada emperador dejó su huella, Nerón construyó el Domus Aurea, Vespasiano el Coliseo, Trajano su columna, Adriano el Castillo Sant'Angelo.
Con el dogma católico podemos entender la llegada de los cristianos a Roma, donde San Pedro fue para convertirse en el primer obispo. Nerón, bisnieto de Augusto, déspota sanguinario y extravagante, perseguía y ejecutaba los cristianos como San Pedro. Empezaron los años de oro del Imperio Romano, Roma creció urbana e intelectualmente. Los problemas llegaron con Marco Aurelio, por las invasiones bárbaras, problemas de sucesión, la guerra civil y las persecuciones contra los cristianos. Roma fue saqueada y atacada por epidemias, situación que continuó durante casi toda la edad Media. Constantino I, primer emperador cristiano, favoreció la religión. Roma vio surgir las primeras basílicas: Santa Croce, Santa Maria Maggiore, San Pedro y San Sebastián. La primera basílica, al lado del palacio Letrán, fue sede del papado hasta cuando Nicolás V la demolió para construir la actual.
El Cristianismo se expandió en el mundo greco-romano y se volvió la religión oficial y Roma quedó sometida al poder de la Iglesia. Después de años de invasiones con el papa Esteban II comenzó el Sacro Imperio Romano, que ligaba la Iglesia al poder político. Llegó la época del poder de la Iglesia, del oscurantismo, de la Inquisición y las Cruzadas hasta 1427 que Roma volvió a ser el centro de la cristiandad. Paralelamente, Roma vivía un momento de florecimiento de las formas de expresión, el "Renacimiento", y aun cuando la doctrina teocentrista cayó por tierra, la Iglesia conservó su poder. En 1447, con el papa Nicolás V, Roma recobró su esplendor, muchos palacios y monumentos fueron construidos con la ayuda de artistas como Rafael, Bernini, Borromini y el pontificado transformó Roma con plazas, iglesias y fuentes.
Después de la revolución francesa, Napoleón Bonaparte ocupó Roma, la milenaria autoridad papal fue ridiculizada naciendo en los romanos un sentimiento nacionalista. Ese sentimiento se intensificó cuando Italia pasó a manos de Austria en 1814. Los protagonistas de la lucha por la unificación de Italia fueron Cavour y Garibaldi quien recuperó tierras de los austríacos cediendo otras a Francia. En 1861 Italia logró unificarse pero Roma seguía bajo el dominio francés y de los papas. Roma se unió a Italia en 1870, cuando cayó el imperio francés y empezó a cobrar vida. La ciudad se expandió más allá de sus murallas. En 1929, Benito Mussolini con el acuerdo de Letrán, reconoce una Iglesia libre en un estado libre, otorgándole una suma de dinero anual, el Vaticano, el Palacio de Letrán y la ciudad de Castel Gandolfo.

QUÉ ES HOY ROMA?

Actualmente Roma es la capital de Italia. Conocida también como la Ciudad Eterna ("Città Eterna") alberga una invaluable concentración de bienes históricos, artísticos y arquitectónicos. Su centro histórico se encuentra delimitado por las murallas aurelianas contándonos la historia de una ciudad a través de una superposición de huellas de tres milenios.
Después de la declaración de Roma como capital Italiana, esta ciudad atravesó por un período de grande expansión. Muchos edificios fueron construidos y desde inicios del siglo 20 toda el área en el interior de los viejos muros fue completamente urbanizada y su construcción inició en el exterior de la muralla. Se realizó un trabajo intenso de modernización a lo largo del Rio Tevere y fueron construidos diques para prevenir inundaciones.

CURIOSIDADES DE ROMA

Sabías que la ciudad de Roma cuenta con más de 16 millones de visitantes al año? Roma es una de las ciudades más bonitas de Europa y es una de las mas visitadas por sus monumentos y museos. Su centro histórico sin lugar a dudas es la mayor expresión del patrimonio histórico, artístico y cultural del mundo occidental europeo.
Sabías que el Mausoleo de Adriano actualmente es conocido como Castillo Sant'Angelo? Augusto construyó su Mausoleo en Campo Marzio y casi un siglo y medio después el emperador Adriano siguiendo sus pasos, ordenó la construcción de una nueva tumba monumental para él y para sus sucesores.

ATRACCIONES EN ROMA

Existen infinidad de razones para visitar la ciudad eterna, no solo por la gran herencia que el imperio romano nos dejó, sino también porque en su interior se encuentra el estado más pequeño del mundo, Ciudad del Vaticano, con un innumerable patrimonio cultural y artístico. A continuación algunas de las muchas atracciones de esta maravillosa ciudad (ver el mapa de Roma):
La Fontana de Trevi: con sus 20 metros de ancho por 26 metros de altura es la fuente más grande y hermosa de la ciudad de la ciudad de Roma y sin duda una de las más bellas del mundo. Recuerda que la leyenda cuenta que si lanzas una moneda en la Fontana de Trevi volverás a Roma!
El Coliseo Romano: el mayor símbolo de la ciudad eterna data de aproximadamente 2.000 años y es el mayor y más antiguo anfiteatro romano, además de ser uno de los anfiteatros mejor conservados.
El Foro Romano: está situado junto al Coliseo y fue el centro de la vida pública y religiosa de la Roma antigua.
El Palatino: se cree que el monte palatino fue la cuna de la cultura romana y está situado a 40 metros de altura sobre el Foro Romano.
El Panteón: este imponente edificio fue construido en el año 126 d.C. y es el edificio mejor conservado de la antigua roma.
El Vaticano o Ciudad del Vaticano: este estado se encuentra en el corazón de Roma y es el estado más pequeño y menos poblado de Europa con sus 0.44 Km2 y menos de 1.000 habitantes. En su interior se encuentra: la Basílica de San Pedro que acoge en su interior a la Santa Sede, la Plaza de San Pedro, construida por Bernini, está situada a los pies de la Basílica de San Pedro y los Museos del Vaticano con su maravillosa La Capilla Sixtina” entre otras atracciones.
La Galería Borghese: se ha convertido en uno de los museos de arte más importantes del mundo ya que alberga obras de Tiziano, Rafael, Caravaggio, Rubens, Botticelli, Bernini y Canovas.

Roma: Atracciones